Sesión 03. Técnica e ideología. La cuestión del realismo

¿Os habéis dado cuenta de cómo todos los discursos en torno al cine asumen la existencia a priori de un aparato/productor de imágenes no- significante, que ofrece sus servicios de manera imparcial en cualquier situación, para las izquierdas y las derechas? Antes de pensar en su ‘función militante’, ¿no sería un buen consejo para los cineastas que pensaran en la ideología que produce el aparato (la cámara) que determina el cine? La cámara de cine es un instrumento ideológico de pleno derecho, un instrumento que expresa la ideología burguesa antes de expresar cualquier otra cosa.

Marcelin Pleynet, entrevistado en Cinéthique no. 1 (1969)

La fotografía obra sobre nosotros como un fenómeno natural, como una flor o un cristal de nieve en donde la belleza es inseparable del origen vegetal o telúrico. […] La fotografía se beneficia con una transfusión de realidad de la cosa a su reproducción. Un dibujo absolutamente fiel podrá quizá darnos más indicaciones acerca del modelo, pero no poseerá jamás, a pesar de nuestro espíritu crítico, el poder irracional de la fotografía que nos obliga a creer en ella. […] La imagen puede ser borrosa, estar deformada, descolorida, no tener valor documental; sin embargo, procede siempre por su génesis de la ontología del modelo [ella es el modelo].

Bazin, André, “Ontología de la imagen fotográfica” (1945)

Aparece así la característica particular de la imagen fotográfica: es un mensaje sin código.

Barthes, Roland, “El mensaje fotográfico” (1961)

Los realistas, a los que pertenezco y a los que pertenecía ya cuando dije que la Fotografía era un mensaje sin código―a pesar de que, obviamente, ciertos códigos de hecho infectan nuestra lectura de ella―los realistas no toman la fotografía por una copia de la realidad, sino como una emanación de una realidad pasada: una magia, no un arte.

Barthes, Roland, Camera lucida, 1979.

Hay pues dos géneros de semejanzas: legítima es la semejanza por generación […] o por transmisión […]. Ilegítima es la semejanza por permutación, que desordena la ley natural y la institución jurídica. El primer género de semejanza instituye imágenes-matriz que son los moldes en yeso con los cuales se “engendra”, por contacto directo, por impresión, estas máscaras de cera pintada que honran a toda familia noble romana. El segundo género de semejanza hace proliferar imágenes fácticas, simulacros en la red de los cuales las semejanzas devienen un puro y simple valor de intercambio, de sustitución, de inversión, de perversión. […] Mienten sobre su propio origen, reniegan de su propio sustrato antropológico.

Didi-Huberman, Georges, Ante el tiempo. Historia del arte y anacronismo de las imágenes(2000)

Aquí os dejo los textos requeridos para esta sesión. Los textos de Baudry y Barthes conforman un punto de vista sobre el realismo (en el cine y la fotografía, respectivamente); los textos de Bazin y Didi-Huberman, de algún modo, se oponen a los anteriores. Prince y Manovich hablan desde la perspectiva de la imagen digital. Escoged al menos uno de cada grupo para debatirlos en clase:

Prince, Stephen_”True Lies- Perceptual Realism”
Bazin, André_”Ontología de la imagen fotográfica”
Baudry, Jean-Louis_”Ideological Effects of the Basic Cinematographic Apparatus” Barthes, Roland_”El mensaje fotográfico”
Didi-Huberman_”La imagen-matriz”
Manovich, Lev_”Synthetic Realism and its Discontents” (cap. 4.1 de The Language of New Media)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s